hn.sinergiasostenible.org
Nuevas recetas

Franquicias de comida rápida de Nueva York pueden demandar por factura de salario mínimo de más de $ 15

Franquicias de comida rápida de Nueva York pueden demandar por factura de salario mínimo de más de $ 15


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.


¿Están los restaurantes hartos de las consecuencias percibidas de un salario mínimo de $ 15?

Ayer, los trabajadores de restaurantes de todo el estado celebraron el siguiente paso en el implementación de un salario mínimo de $ 15 para empleados de comida rápida. Cuomo y el estado de Nueva York. Según NBC, Los propietarios de franquicias como Jack Bert, propietario de siete McDonald's, sienten que la nueva ley es injusta porque no se aplica a los trabajadores minoristas.

"Destacar a los restaurantes de comida rápida e ignorar otras industrias que contratan trabajadores a quienes se les paga menos de $ 15 es injusto y discriminatorio, perjudica a los trabajadores de Nueva York y pone a algunos negocios de Nueva York, incluidos el mío y mis compañeros franquiciados de McDonald's en Nueva York, en una desventaja competitiva, Bert le dijo a NBC.

Según el gobernador Cuomo, la industria de la comida rápida fue atacada porque emplea a más trabajadores con salario mínimo que cualquier otra industria y está respaldada por corporaciones multimillonarias como McDonald's y Burger King.

Las leyes de salario mínimo de $ 15 tanto en Seattle como en Los Ángeles son universales y no solo se aplican a los trabajadores de la comida rápida.


¿Despedido por no sonreír lo suficiente? Los trabajadores de la comida rápida de EE. UU. Luchan contra los despidos injustos

Es fácil que te despidan en la comida rápida. Según un informe reciente, una trabajadora de comida rápida dijo que la despidieron porque tenía las uñas demasiado largas, otra porque dijo que no sonreía lo suficiente. Eso podría estar a punto de cambiar.

En un esfuerzo por primera vez en la nación, un miembro del consejo de la ciudad de Nueva York se movió el miércoles para hacer que los 60.000 empleos de comida rápida de la ciudad fueran mucho menos precarios, introduciendo una legislación que prohibiría a los restaurantes de comida rápida despedir empleados excepto por “ causa justa".

"Los trabajadores me han dicho que los han despedido sin ningún motivo", dijo Brad Lander, un demócrata de Brooklyn que introdujo la medida. “¿Deberían los empleadores tener derecho a despedir a personas por cualquier motivo, incluidas las más triviales? La mayoría de la gente diría que no es un derecho que la gente debería tener ".

El proyecto de ley de Lander es un asalto directo al sistema de empleo a voluntad que domina la mayor parte de los Estados Unidos. Ese sistema permite a los empleadores despedir a los trabajadores por cualquier motivo, por ejemplo, si no les gustan las pestañas o los zapatos de un trabajador, pero no por razones prohibidas, como discriminar por raza o religión.

Un impulso exitoso para cambiar las reglas en Nueva York podría tener efectos significativos para otros estados.

Lander expresó su confianza en que el ayuntamiento promulgará su propuesta, que da tres opciones a los trabajadores que sienten que han sido despedidos injustamente: demandar en los tribunales, buscar arbitraje o quejarse ante el departamento de asuntos del consumidor de la ciudad.

Los grupos empresariales se apresuraron a afirmar que Nueva York, donde comenzó la campaña Lucha por $ 15 por un salario mínimo más alto, estaba una vez más paralizando indebidamente el negocio. "Si le vas a decir a alguien, cada vez que quieras despedir a alguien, estará sujeto a un litigio, eso es una gran carga, especialmente si eres un franquiciado", dijo Michael Saltsman, director gerente de Economic Policy Institute, un grupo de investigación respaldado por empresas.

La Asociación Nacional de Restaurantes insinuó una demanda que decía que esta "legislación onerosa y discriminatoria" dañaría a la industria. Añadió que tal medida, al anular el empleo a voluntad, sería contraria a las leyes laborales de Nueva York.

Uno de los sindicatos más poderosos del estado, el Local 32BJ del Sindicato Internacional de Empleados de Servicios, que representa a decenas de miles de conserjes y porteros y defendió la Lucha por $ 15 desde el principio, respalda enérgicamente la legislación de "causa justa" de Lander.

"Esto está tratando de abordar uno de los mayores problemas en la industria de la comida rápida: muchas terminaciones y una rotación significativa", dijo Héctor Figueroa, presidente de la Local 32BJ. “Estamos tratando de hacer estos buenos trabajos. Para estos trabajadores, los despidos arbitrarios son demasiado comunes ".

Los trabajadores de comida rápida en Los Ángeles luchan por $ 15 la hora. Fotografía: Frederic J. Brown / AFP / Getty Images

Bryonna Oliver, quien fue despedida el mes pasado, dijo que la legislación es muy necesaria. Oliver, de 23 años, dijo que había trabajado en un McDonalds en el centro de Brooklyn durante dos años y medio, pero su gerente la despidió repentinamente el mes pasado por no presentarse a trabajar el día anterior.

Oliver insistió en que nunca estaba programada para trabajar ese día, pero sus protestas fueron en vano. “Estaba muy molesta”, dijo. “Los trabajadores de la comida rápida no deben ser despedidos injustamente. Solo deberían ser despedidos por una buena razón ".

El miércoles, cuatro grupos progresistas, incluido el Proyecto de Ley Nacional de Empleo y el Centro para la Democracia Popular, publicaron un informe de investigación que proporcionó munición intelectual para el proyecto de ley de causa justa. Los investigadores encuestaron a 539 trabajadores de comida rápida de Nueva York y encontraron que el 65% de los 192 que alguna vez habían sido despedidos de un trabajo informaron que, en al menos un caso, no se les había dado ninguna razón para ser despedidos.

Tsedeye Gebreselassie, presidenta de la junta de Fast Food Justice, un grupo de defensa de los trabajadores, dijo: “Básicamente, los empleadores tienen un amplio margen para despedir a los trabajadores sin ningún motivo, y eso causa estragos en los trabajadores, especialmente en los trabajadores de bajos salarios que viven de cheque a cheque ".

Princess Wright, una trabajadora de McDonald's de 22 años en Brooklyn, dijo que su jefe la despidió por faltar al trabajo después de que inicialmente acordó que podría perder su turno para ayudar al propietario con una crisis de cuidado de niños. Wright, una estudiante de Mercy College, dijo que después de cuatro días de ausencia al trabajo, logró persuadir a su jefe para que la volviera a contratar, pero esos días perdidos y una demora en recibir su cheque de pago hicieron que se retrasara en el pago del alquiler.

"La razón por la que me despidieron fue incorrecta", dijo Wright. "Esta ley fortalecería mucho mi posición si estoy en una situación como esa".


Las grandes cadenas no quieren ser consideradas empleadores de trabajadores de franquicias

Durante dos años, Jeff Hanscom ha estado viajando a las capitales estatales y presentando a los legisladores una idea simple, aunque técnica: aprobar una ley que diga que el estado no considerará a las personas que trabajan en franquicias: piense en los cajeros o entrenadores de McDonald's en Gold's. Gimnasio: para ser empleado por el franquiciador.

Hanscom es un cabildero de la Asociación Internacional de Franquicias, un grupo empresarial que lucha contra una definición de "empleadores" de la era de Obama que podría tener grandes consecuencias para las empresas que dependen de las franquicias, los trabajadores contratados o el personal temporal.

Sus esfuerzos están dando sus frutos. Desde 2015, 10 estados han aprobado leyes que garantizan, con algunas excepciones, que las empresas matrices no serán responsables de los propietarios de franquicias o trabajadores según las leyes estatales de salarios y horas y contra la discriminación. Actualmente hay proyectos de ley similares pendientes en otros 11 estados.

Un número creciente de trabajadores tiene una relación laboral que involucra a tres partes. Las franquicias desde Hilton hasta Burger King y Planet Fitness emplean a aproximadamente 7,6 millones de personas en todo el país. Un 4,7 por ciento adicional de los trabajadores estadounidenses son empleados por agencias de ayuda temporal o empresas que subcontratan su trabajo.

Bajo el presidente Barack Obama, la Junta Nacional de Relaciones Laborales (NLRB), que defiende el derecho de los empleados a formar un sindicato, argumentó que los empleadores que tienen un control potencial indirecto sobre los trabajadores deben ser considerados "empleadores conjuntos" de esos trabajadores según la ley federal.

Esta línea de pensamiento puede no sostenerse en los tribunales y probablemente será revertida bajo el presidente Donald Trump. Pero todavía provocó un temblor en la industria de las franquicias. Si fuera más fácil llamar a los franquiciadores como empleadores conjuntos, sería más fácil para los trabajadores franquiciados sindicalizarse en todos los establecimientos y demandar a su empresa matriz por cuestiones de salarios y horarios. La responsabilidad adicional podría socavar todo el modelo comercial de franquicias.

Los grupos empresariales están tratando de obtener seguridad legal adicional asegurándose de que el estándar más amplio no se aplique bajo la ley estatal. "Decir de repente que los franquiciadores están en el gancho, o son legalmente responsables, de la relación laboral entre un franquiciado y sus empleados sería insertar un nivel [de control] que no existe", dijo Hanscom.

Los críticos de las leyes estatales impulsadas por la industria dicen que no es probable que logren mucho, porque los trabajadores aún pueden demandar bajo la ley federal.

Y aquellos que favorecen el pensamiento de la administración Obama sobre el empleo conjunto dicen que actualiza la legislación laboral para adaptarla a la economía moderna. Los reguladores y los formuladores de políticas, a nivel estatal y federal, tienen que lidiar con el crecimiento de las relaciones laborales no tradicionales, dice David Weil, ex administrador de la División de Horas y Salarios del Departamento de Trabajo. "Independientemente de quién esté en la Casa Blanca, estos cambios han ocurrido y continúan extendiéndose", dijo.

El nuevo estándar

La ley federal define a los “empleadores” de manera amplia y ligeramente diferente según el estatuto. La administración Obama no cambió la ley existente. Pero en 2016, el Departamento de Trabajo emitió una interpretación legal actualizada de cómo la ley federal de salarios y horas define a los empleadores conjuntos. Y en 2015, la NLRB, que estaba controlada por demócratas, emitió una decisión que amplió la definición bajo la ley de negociación colectiva.

La decisión de la junta de relaciones laborales, que ahora se está litigando, se tomó en un caso que comenzó cuando los trabajadores contratados de Browning-Ferris Industries of California, una empresa de gestión de residuos, intentaron formar un sindicato. La junta dijo que el control potencial indirecto de Browning-Ferris sobre sus trabajadores contratados era suficiente para convertirla en un empleador conjunto.

Desde 1985, las entidades han tenido que contratar, despedir y supervisar activamente a los trabajadores para ser considerados un empleador conjunto según la ley federal. La decisión de la NLRB de 2015 fue un retroceso a la definición más amplia de empleadores conjuntos que dominó la legislación laboral hasta 1985. En un escrito legal, la oficina del asesor general de la NLRB, Richard Griffin, argumentó que el estándar tradicional era legalmente correcto y más apropiado para los personal.

“Uno de los tipos de situaciones que decimos que requiere el uso más tradicional del estándar del empleador conjunto es la situación actual de la fuerza laboral contingente, con agencias temporales que brindan a las personas no por un día, ni por dos días, sino con frecuencia por tres o cuatro años ”, dijo Griffin en un discurso de 2014 a estudiantes de derecho.

En su discurso, Griffin señaló que la relación entre franquiciadores y franquiciados es un caso especial. Los franquiciadores deben ejercer cierto control sobre sus franquiciados para proteger su marca registrada y su marca. Una Domino's Pizza en Singapur tiene que ser más o menos igual que una en St. Louis. Por eso, algunas empresas matrices dictan todo, desde los precios y los menús hasta el aspecto de los establecimientos y la vestimenta de los trabajadores.

La junta ha dictaminado durante mucho tiempo que las medidas tomadas para proteger una marca no desencadenan las responsabilidades del empleador. Pero, dijo Griffin, algunos franquiciadores ejercen un control similar al de un empleador sobre los trabajadores franquiciados.

El Anexo A, para los partidarios de una definición más amplia de empleadores conjuntos, es un mega caso contra McDonald's que comenzó en 2012 y aún está pendiente ante la NLRB. Los abogados de la junta argumentan que los estrictos contratos del gigante de la comida rápida, el software de programación y la respuesta centralizada a las protestas por el salario mínimo muestran que está cruzando una línea y actuando como un empleador. McDonald's niega rotundamente este argumento.

Weil, el ex funcionario del Departamento de Trabajo, dice que algunas franquicias de hoy tienen una estructura administrativa tan complicada que es difícil saber quién está empleando a quién. Los inversores pueden comprar una franquicia de hotel y contratar a un administrador externo para que la ejecute. El gerente podría entonces contratar el trabajo diario de registrar a los huéspedes y limpiar las habitaciones con otros subcontratistas y agencias de personal.

Bajo el liderazgo de Weil, el departamento emitió una guía que definía dos formas de estructura empresarial que pueden considerarse empleo conjunto. Weil dice que la guía no incluyó una nueva política, sino que simplemente interpretó la ley existente. Sin embargo, grupos de la industria protestaron en voz alta y se quejaron de que era confuso y no se había hecho con suficiente alcance. "Creo que simplificaron demasiado lo que estábamos diciendo", dijo Weil.

Ir a los estados

Para el senador del estado de Wyoming Ogden Driskill, un republicano, la disputa federal sobre la definición de empleador es personal. Él y su esposa operan una franquicia de campamento de Kampgrounds of America en su terreno cerca del monumento nacional Devils Tower. "Es un programa maravilloso para nosotros", dijo sobre el acuerdo de franquicia.

Cuando la asociación estatal de hospedaje y restaurantes se acercó a él sobre la necesidad de dar a los franquiciadores y franquiciados del estado certeza sobre sus responsabilidades como empleadores, fue una venta fácil. El proyecto de ley patrocinado por Driskill es corto (menos de 150 palabras) y actualmente está en el escritorio del gobernador republicano Matt Mead esperando su firma.

Driskill dice que no hay intromisiones corporativas en su negocio. Su empresa matriz proporciona un sistema de reservas y visitas periódicamente para evaluar la calidad del campamento, y eso es todo. “La junta de relaciones laborales está difuminando la línea entre empresa y franquiciado”, dijo.

La industria de las franquicias, respaldada por la Cámara de Comercio y otros socios, ha ido ganando poco a poco el apoyo de una legislación similar en todo el país. Las leyes también frenan las demandas de los empleadores conjuntos entabladas por el propio estado. El año pasado, el fiscal general de Nueva York, Eric Schneiderman, un demócrata, demandó a Domino's Pizza junto con tres franquiciados por mal pagar a los trabajadores a sabiendas.

Hanscom dice que la iniciativa estatal es parte de una estrategia a largo plazo para incluir en la ley federal la definición más estrecha y amigable para la industria de empleador conjunto. “También ayuda a nivel federal señalar todas las acciones que están tomando los estados”, dijo Hanscom. El senador de Tennessee Lamar Alexander y el representante de Minnesota John Kline, ambos republicanos, intentaron y no aprobaron una ley en 2015 que hubiera hecho precisamente eso.

Los sindicatos no están contentos con el impulso de la industria de las franquicias. "Están tratando de construir un marco legal para salir de las responsabilidades del empleador conjunto", dijo David Rolf, líder del Sindicato Internacional de Empleados de Servicios y fundador de la campaña Fight for $ 15 para aumentar el salario mínimo.

Con Trump en la Casa Blanca y los republicanos favorables a las empresas dominando el Congreso, es probable que en un año más o menos la NLRB tenga nuevas personas designadas que no estén de acuerdo con el estándar del empleador conjunto descrito en la decisión de Browning-Ferris Industries. Es probable que el Departamento de Trabajo de Trump sea menos agresivo al perseguir los casos de empleadores conjuntos. Y es más probable que el Congreso apruebe una legislación como la propuesta por Alexander y Kline.

Pero los expertos legales advierten que podrían pasar años antes de que se nombre a los nuevos miembros de la junta laboral, se considere un caso similar y se tome una decisión con base en él. El Departamento de Trabajo todavía no tiene secretaria. Y con el Congreso actualmente envuelto en una gran pelea por la política de atención médica, no se sabe si los legisladores podrían centrar su atención en el tema de los empleadores conjuntos o cuándo.

“No va a pasar nada a corto plazo a nivel federal”, dijo Chris Wilkinson, socio de Orrick y ex abogado senior de derechos civiles y gestión laboral del Departamento de Trabajo.

Es probable que continúen las protestas, quejas y demandas de los sindicatos y los trabajadores insatisfechos en situaciones laborales complejas. “Hay más trabajadores en relaciones de trabajo conjunto que están interesados ​​en hacer retroceder los bajos salarios y las condiciones deficientes que existen”, dijo Harris Freeman, profesor de la Facultad de Derecho de la Universidad de Western New England.

Y las razones por las que la administración Obama eligió ampliar el estándar del empleador conjunto tampoco van a desaparecer. “Este es uno de un conjunto más amplio de problemas sobre cómo se ha transformado la fuerza laboral en las últimas décadas”, dijo Weil. Si los legisladores federales y estatales no se mantienen al día con los cambios en las relaciones laborales, dijo, corren el riesgo de dejar desprotegidos a muchos trabajadores con salarios bajos.


Lo que hicieron los aumentos del salario mínimo a los restaurantes McDonald's y a sus empleados

Una nueva investigación realizada por un economista de Princeton examinó los aumentos salariales en McDonald's.

  • Icono de correo electrónico
  • Icono de facebook
  • Icono de Twitter
  • Icono de Linkedin
  • Icono de Flipboard
  • Icono de impresión
  • Cambiar el tamaño del icono

Símbolos referenciados

El presidente Joe Biden y los legisladores demócratas están haciendo un esfuerzo para aumentar el salario mínimo federal a $ 15 la hora desde los $ 7.25 actuales. Algunos legisladores y dueños de negocios que están en contra de la idea dicen que crearía efectos dañinos, incluidos el cierre de negocios, la pérdida de empleos y una aceleración del cambio hacia la automatización.

Pero esos efectos no se materializaron en un análisis de cinco años de los impactos de los aumentos del salario mínimo a nivel estatal y local, como se evidencia en más de 10,000 McDonald's MCD, + 0.14% en ubicaciones en los EE. UU.

De hecho, como resultado de los casi 300 aumentos del salario mínimo que tuvieron lugar entre 2016 y 2020, muchos restaurantes McDonald's pagaron a los trabajadores un poco más del nuevo salario mínimo para retenerlos. Eso es según una nueva investigación de Orley Ashenfelter, economista de la Universidad de Princeton, y Štěpán Jurajda, economista de la Universidad Charles en Praga.

Los dos economistas recopilaron datos de encuestas sobre el precio de un Big Mac (incluido el impuesto sobre las ventas) y las tasas salariales de los trabajadores por hora básicos mayores de 18 años de al menos el 90% de los condados de EE. UU. Con un McDonald's cada año.

Descubrieron que el mayor costo de la mano de obra que resulta del aumento de los salarios mínimos se transmite a los consumidores en forma de Big Macs más caras.

Más específicamente, estimaron que un aumento del salario mínimo del 10% conduce a un aumento del 1,4% en el precio de una Big Mac. En promedio, las Big Macs cuestan $ 5.66 en los EE. UU., Según el índice Big Mac de The Economist.

Investigaciones anteriores han sugerido que es más probable que las empresas recurran a la automatización para reemplazar a los trabajadores poco calificados en respuesta a los aumentos del salario mínimo.

Si bien más del 75% de los restaurantes McDonald's utilizaron quioscos de pedidos con pantalla táctil en 2019, frente a solo el 20% en 2017, Ashenfelter y Jurajda no pudieron concluir si esto estaba directamente relacionado con los aumentos del salario mínimo.

Chris Kempczinski, presidente y director ejecutivo de McDonald's, reconoció el impulso que están haciendo los legisladores para aumentar el salario mínimo federal a 15 dólares la hora en la conferencia telefónica de resultados del jueves de la compañía con los inversores.

"Nuestra opinión es que el salario mínimo probablemente aumentará, ya sea a nivel federal o estatal", dijo. Siempre que se haga "de una manera por etapas y de una manera que sea equitativa para todos, McDonald's lo hará bien", agregó.

Por otra parte, un portavoz de McDonald's en EE. UU. Dijo que "están al tanto del estudio y lo están revisando en detalle".

"Es importante tener en cuenta que el precio del menú de McDonald's lo establece el propietario / operador individual del restaurante y está influenciado por una serie de condiciones del mercado, incluidos los salarios de los empleados, los costos de los productos básicos y los impuestos", dijo el portavoz. "Seguimos comprometidos a ofrecer a los clientes opciones asequibles y de alta calidad en todo nuestro menú".

Debido a que los consumidores no redujeron significativamente las Big Macs como resultado de los aumentos de precios, las ubicaciones propiedad de la empresa no tuvieron que cerrar o incluso despedir empleados, encontró el estudio. Sin embargo, los aumentos de precios que ocurrieron también significaron que la ganancia salarial que recibieron los trabajadores fue efectivamente menos impactante, porque ellos, como consumidores, tendrían que pagar más por productos como Big Macs.

¿Qué significa esto para la industria de la comida rápida?

La industria del ocio y la hospitalidad, que incluye a los trabajadores de restaurantes, emplea a la mayor proporción de trabajadores (11%) que ganan salarios por hora iguales o inferiores al mínimo federal en todas las industrias, según una investigación publicada por la Oficina de Estadísticas Laborales en 2019.

En un estudio separado de 2013 de la Universidad de California, Berkeley, los economistas encontraron que la industria de la comida rápida tiene la mayor proporción de trabajadores que dependen de los beneficios públicos, con un 45% que usa la ayuda del gobierno.

Un representante de McDonald's en EE. UU. Le había dicho anteriormente a MarketWatch que "el salario inicial promedio en los restaurantes corporativos de EE. UU. Es de más de $ 10 por hora y excede el salario mínimo federal".

La Asociación Nacional de Restaurantes, un grupo comercial, se pronunció en contra de un impulso en el Congreso para aprobar la Ley de Aumento del Salario de 2021, que se dio a conocer el martes. De manera similar a la Ley de Aumento del Salario de 2019, que se aprobó en la Cámara, la legislación exige que el salario mínimo federal aumente a $ 15 la hora para 2025.

“Nuestra industria funciona con un margen de beneficio antes de impuestos del 3-5% en un buen año; durante una pandemia no es el momento de imponer un aumento de tres dígitos en los costos laborales”, dijo Sean Kennedy, vicepresidente ejecutivo de asuntos públicos de la NRA. en una oracion. "Demasiados restaurantes responderán despidiendo a más trabajadores o cerrando sus puertas para siempre".

Los hallazgos de Ashenfelter y Jurajda indican lo contrario. Sin embargo, Ashenfelter reconoció que estos hallazgos pueden no ser trasladables a otras cadenas o industrias de comida rápida porque "otras empresas podrían comportarse de manera diferente".

En otras palabras, en lugar de aumentar los precios de los productos como lo hizo McDonald's, algunas empresas pueden despedir trabajadores.

De hecho, la Oficina de Presupuesto del Congreso, una agencia federal no partidista, estimó que aumentar el salario a $ 15 la hora para el 2025 resultaría en una mediana de 1.3 millones de empleos perdidos, aunque la misma cantidad de personas ya no viviría por debajo de la línea federal de pobreza. si se promulgara un salario mínimo de $ 15 la hora. En general, descubrió CBO, los salarios aumentarían para unos 17 millones de trabajadores.


Las grandes cadenas no quieren ser consideradas empleadores de trabajadores de franquicias

Una manifestación en apoyo de los trabajadores de comida rápida en huelga en un restaurante McDonald's en Austin, Texas. Las empresas matrices de las grandes cadenas no quieren hacerse cargo de las denuncias de salarios y horas y antidiscriminación de los trabajadores en franquicias individuales.

Durante dos años, Jeff Hanscom ha estado viajando a los capitales estatales y presentando a los legisladores sobre una idea simple, aunque técnica: aprobar una ley que diga que el estado no tendrá en cuenta a las personas que trabajan en franquicias y piensa que McDonald y rsquos son cajeros o entrenadores en Gold & rsquos Gym & mdash. para ser empleado por el franquiciador.

Hanscom es un cabildero de la Asociación Internacional de Franquicias, un grupo empresarial que lucha contra una definición de "empleadores" de la era Obama que podría tener grandes consecuencias para las empresas que dependen de las franquicias, los trabajadores contratados o el personal temporal.

Sus esfuerzos están dando sus frutos. Desde 2015, 10 estados han aprobado leyes que garantizan, con algunas excepciones, que las empresas matrices no serán responsables de los propietarios de franquicias o trabajadores según las leyes estatales de salarios y horas y contra la discriminación. Actualmente hay proyectos de ley similares pendientes en otros 11 estados.

Un número creciente de trabajadores tiene una relación laboral que involucra a tres partes. Las franquicias desde Hilton hasta Burger King y Planet Fitness emplean a aproximadamente 7,6 millones de personas en todo el país. Un 4,7 por ciento adicional de los trabajadores estadounidenses son empleados por agencias de ayuda temporal o empresas que subcontratan su trabajo.

Bajo el presidente Barack Obama, la Junta Nacional de Relaciones Laborales (NLRB) y mdash, que defiende el derecho de los empleados a formar un sindicato, argumentó que los empleadores que tienen un control potencial indirecto sobre los trabajadores deben ser considerados como `` empleadores conjuntos '' de esos trabajadores bajo la ley federal.

Esta línea de pensamiento puede no sostenerse en los tribunales y probablemente será revertida bajo el presidente Donald Trump. Pero todavía provocó un temblor en la industria de las franquicias. Si fuera más fácil llamar a los franquiciadores como empleadores conjuntos, sería más fácil para los trabajadores franquiciados sindicalizarse en todos los establecimientos y demandar a su empresa matriz por cuestiones de salarios y horarios. La responsabilidad adicional podría socavar todo el modelo comercial de franquicias.

Los grupos empresariales están tratando de obtener seguridad legal adicional asegurándose de que el estándar más amplio no se aplique bajo la ley estatal. "De repente, decir que los franquiciadores están en el gancho, o son legalmente responsables, de la relación laboral entre un franquiciado y sus empleados, estaría insertando un nivel [de control] que no existe", dijo Hanscom.

Los críticos de las leyes estatales impulsadas por la industria dicen que no es probable que logren mucho, porque los trabajadores aún pueden demandar bajo la ley federal.

Y aquellos que favorecen el pensamiento de la administración Obama sobre el empleo conjunto dicen que actualiza la legislación laboral para adaptarla a la economía moderna. Los reguladores y los formuladores de políticas y mdash a nivel estatal y federal tienen que lidiar con el crecimiento de las relaciones laborales no tradicionales, dice David Weil, exadministrador de la División de Horas y Salarios del Departamento de Trabajo y rsquos. "Independientemente de quién esté en la Casa Blanca, estos cambios han ocurrido y continúan extendiéndose", dijo.

El nuevo estándar

La ley federal define a los "empleadores" de manera amplia y ligeramente diferente según el estatuto. La administración Obama no cambió la ley existente. Pero en 2016, el Departamento de Trabajo emitió una interpretación legal actualizada de cómo la ley federal de salarios y horas define a los empleadores conjuntos. Y en 2015, la NLRB, que estaba controlada por demócratas, emitió una decisión que amplió la definición bajo la ley de negociación colectiva.

La decisión de la junta de relaciones laborales & rsquos & mdash que ahora se está litigando & mdash se tomó en un caso que comenzó cuando los trabajadores contratados de Browning-Ferris Industries of California, una empresa de gestión de residuos, intentaron formar un sindicato. La junta dijo que el control potencial indirecto de Browning-Ferris sobre sus trabajadores contratados era suficiente para convertirlo en un empleador conjunto.

Desde 1985, las entidades han tenido que contratar, despedir y supervisar activamente a los trabajadores para ser considerados un empleador conjunto según la ley federal. La decisión de la NLRB de 2015 fue un retroceso a la definición más amplia de empleadores conjuntos que dominó la ley laboral hasta 1985. En un escrito legal, la oficina del asesor general de NLRB & rsquos, Richard Griffin, argumentó que el estándar tradicional era legalmente correcto y más apropiado para los personal.

& ldquoUno de los tipos de situaciones que decimos que requieren el uso más tradicional del estándar del empleador conjunto es la situación actual de la fuerza laboral contingente & mdash con agencias temporales que brindan a las personas no por un día, ni por dos días, sino con frecuencia por tres o cuatro años , & rdquo Griffin en un discurso de 2014 a estudiantes de derecho.

En su discurso, Griffin señaló que la relación entre franquiciadores y franquiciados es un caso especial. Los franquiciadores deben ejercer cierto control sobre sus franquiciados para proteger su marca registrada y su marca. Una Domino & rsquos Pizza en Singapur tiene que ser más o menos igual que una en St. Louis. Por eso, algunas empresas matrices dictan todo, desde los precios y los menús hasta el aspecto de los establecimientos y la vestimenta de los trabajadores.

La junta ha dictaminado durante mucho tiempo que las medidas tomadas para proteger una marca no desencadenan las responsabilidades del empleador. Pero, dijo Griffin, algunos franquiciadores ejercen un control similar al de un empleador sobre los trabajadores franquiciados.

El Anexo A, para quienes apoyan una definición más amplia de empleadores conjuntos, es un mega caso contra McDonald & rsquos que comenzó en 2012 y aún está pendiente ante la NLRB. Los abogados de la junta y rsquos argumentan que los estrictos contratos del gigante de la comida rápida, el software de programación y la respuesta centralizada a las protestas por el salario mínimo demuestran que está cruzando la línea y actuando como un empleador. McDonald & rsquos niega rotundamente este argumento.

Weil, el exfuncionario del Departamento de Trabajo, dice que algunas franquicias hoy en día tienen una estructura administrativa tan complicada que es difícil saber quién y quién emplea a quién. Los inversores pueden comprar una franquicia de hotel y contratar a un administrador externo para que la ejecute. El gerente podría entonces contratar el trabajo diario de registrar a los huéspedes y limpiar las habitaciones con otros subcontratistas y agencias de personal.

Bajo el liderazgo de Weil & rsquos, el departamento emitió una guía que definió dos formas de estructura empresarial que pueden considerarse empleo conjunto. Weil dice que la guía no incluyó una nueva política, sino que simplemente interpretó la ley existente. Sin embargo, grupos de la industria protestaron en voz alta y se quejaron de que era confuso y no se había hecho con suficiente alcance. "Creo que simplificaron demasiado lo que estábamos diciendo", dijo Weil.

Ir a los estados

Para el senador del estado de Wyoming Ogden Driskill, un republicano, la disputa federal sobre la definición de empleador es personal. Él y su esposa operan una franquicia de campamento de Kampgrounds of America en su terreno cerca del monumento nacional Devils Tower. "Es un programa maravilloso para nosotros", dijo sobre el contrato de franquicia.

Cuando la asociación estatal de hospedaje y restaurantes se acercó a él sobre la necesidad de dar a los franquiciadores y franquiciados estatales & rsquos certeza sobre sus responsabilidades como empleador, fue una venta fácil. El proyecto de ley patrocinado por Driskill es corto y mdash menos de 150 palabras y mdash y se encuentra actualmente en el escritorio del gobernador republicano Matt Mead & rsquos esperando su firma.

Driskill dice que no hay intromisión corporativa en su negocio. Su empresa matriz proporciona un sistema de reservas y visitas periódicamente para evaluar la calidad del camping y mdash y eso y rsquos al respecto. "La junta de relaciones laborales está difuminando la línea entre empresa y franquicia", dijo.

La industria de las franquicias, respaldada por la Cámara de Comercio y otros socios, ha ido ganando poco a poco el apoyo de una legislación similar en todo el país. Las leyes también frenan las demandas de los empleadores conjuntos entabladas por el propio estado. El año pasado, el fiscal general de Nueva York & rsquos, Eric Schneiderman, un demócrata, demandó a Domino & rsquos Pizza junto con tres franquiciados por pagar a los trabajadores a sabiendas de menos.

Hanscom dice que la iniciativa estatal es parte de una estrategia a largo plazo para incluir en la ley federal la definición más estrecha y amigable con la industria de empleador conjunto. "También ayuda a nivel federal señalar todas las acciones que están tomando los estados", dijo Hanscom. El senador de Tennessee Lamar Alexander y el representante de Minnesota John Kline & mdash, tanto republicanos como mdash, intentaron y no aprobaron una ley en 2015 que hubiera hecho precisamente eso.

Los sindicatos no están contentos con la industria de las franquicias y el impulso de los rsquos. "Están tratando de construir un marco legal para salir de las responsabilidades de los empleadores conjuntos", dijo David Rolf, líder del Sindicato Internacional de Empleados de Servicios y fundador de la campaña Fight for $ 15 para aumentar el salario mínimo.

Con Trump en la Casa Blanca y los republicanos favorables a las empresas dominando el Congreso, es probable que en un año más o menos la NLRB tenga nuevas personas designadas que no estén de acuerdo con el estándar del empleador conjunto descrito en la decisión de Browning-Ferris Industries. Es probable que el Departamento de Trabajo de Trump & rsquos sea menos agresivo al perseguir los casos de empleadores conjuntos. Y es más probable que el Congreso apruebe una legislación como la propuesta por Alexander y Kline.

Pero los expertos legales advierten que podrían pasar años antes de que se nombre a los nuevos miembros de la junta laboral, se considere un caso similar y se tome una decisión con base en él. El Departamento de Trabajo todavía no tiene secretaria. Y con el Congreso actualmente envuelto en una gran pelea por la política de atención médica, no se sabe si los legisladores podrían dirigir su atención al tema de los empleadores conjuntos o cuándo.

"Nada va a suceder en el corto plazo a nivel federal", dijo Chris Wilkinson, socio de Orrick y ex abogado senior de derechos civiles y administración laboral del Departamento de Trabajo.

Es probable que continúen las protestas, quejas y demandas de sindicatos y trabajadores insatisfechos en situaciones laborales complejas. "Hay más trabajadores en relaciones de trabajo conjunto que están interesados ​​en hacer retroceder los bajos salarios y las condiciones deficientes que existen", dijo Harris Freeman, profesor de la Facultad de Derecho de la Universidad de Western New England.

Y las razones por las que la administración Obama eligió ampliar el estándar del empleador conjunto tampoco van a desaparecer. & ldquoEste es uno de un conjunto más amplio de problemas sobre cómo se ha transformado la fuerza laboral en las últimas décadas & rdquo, dijo Weil. Si los legisladores federales y estatales no se mantienen al día con las cambiantes relaciones laborales, dijo, corren el riesgo de dejar desprotegidos a muchos trabajadores con salarios bajos.


Los trabajadores de McDonald's están en huelga y demandan a la empresa, en la misma semana

Los trabajadores de McDonald's están haciendo mucho ruido esta semana mientras la compañía se prepara para su reunión anual el jueves con inversionistas.

Docenas de mujeres acaban de presentar quejas por discriminación de género contra la empresa, y cajeros y cocineros están planeando una huelga nacional el jueves para exigir derechos sindicales y una paga de $ 15 por hora.

Un grupo de 25 mujeres en 20 ciudades dijo el martes que acababan de presentar denuncias de acoso sexual contra McDonald's ante la Comisión de Igualdad de Oportunidades en el Empleo de Estados Unidos. La mayoría son casos nuevos que primero deben pasar por una investigación de la EEOC, pero unos pocos involucran quejas que las mujeres presentaron ante la agencia el año pasado, que ahora están llevando a los tribunales. Dicen que la compañía no ha hecho nada para mantener a las mujeres seguras mientras trabajaban en sus franquicias y restaurantes corporativos.

"El acoso sexual no es algo que deba tener que soportar sin importar cuán desesperadamente necesite un trabajo", dijo a los periodistas Maribel Hoyos, quien recientemente renunció a su trabajo en un restaurante McDonald's en Tucson, Arizona, a los periodistas. Hoyos dijo que ella y su hija adolescente, que trabajaban en el mismo restaurante, fueron castigadas por quejarse de un gerente que las manoseaba repetidamente y les hacía insinuaciones sexuales no deseadas. “Me rechazaron para un ascenso, me recortaron las horas de trabajo y me excluyeron del programa de capacitación de gerentes. Luego nos atrasamos en el pago del alquiler ".

Hoyos y su hija son solo dos de las mujeres que iniciaron casos contra McDonald's, con el apoyo del movimiento sindical Fight for $ 15, la ACLU y Time’s Up Legal Defense Fund. Como parte de las demandas del grupo, quieren que las franquicias de McDonald's enfrenten graves consecuencias si los gerentes violan las políticas de acoso sexual de la empresa.

Los empleados de McDonald's en todo el país también planean hacer huelga en 13 ciudades el jueves, pero por otra razón. Quieren un salario mínimo de $ 15 y derechos sindicales para todos los empleados de restaurantes de la cadena. Los candidatos presidenciales demócratas Julián Castro, Corey Booker y Jay Inslee planean hacer piquetes con ellos en tres ciudades diferentes.

Los abogados corporativos han argumentado que la empresa no es responsable (o responsable) de las condiciones de trabajo en las más de 14.000 franquicias de McDonald's de propiedad independiente en todo el país. Aún no se ha resuelto en los tribunales si comparten o no la responsabilidad.

Al momento de la publicación, un portavoz de McDonald's no había respondido a las preguntas de Vox sobre las preocupaciones de los trabajadores.

La campaña de presión de los empleados se produce en un momento de malestar laboral generalizado en los EE. UU. En los últimos años, los trabajadores de McDonald's han visto a decenas de empresas elevar el salario por hora a $ 15 la hora y castigar rápidamente a los delincuentes sexuales en respuesta a la indignación pública. Pero no ha cambiado mucho en las franquicias individuales y los restaurantes corporativos, dicen, a pesar de que han estado protestando y haciendo huelga durante más de cinco años. Quieren recordar a los ejecutivos de la empresa que los trabajadores no retrocederán hasta que las cosas cambien.

Las mujeres quieren que McDonald's se tome en serio el acoso sexual

Mucho antes de que el movimiento #MeToo se convirtiera en una fuerza con la que lidiar, las mujeres que trabajan en McDonald's se han estado quejando del acoso sexual desenfrenado en la cadena de comida rápida.

Las mujeres dicen que son harto con supervisores que los manosean, les piden sexo y se exponen en el trabajo. Cuando informan del comportamiento, los gerentes los ignoran, dicen, o incluso los castigan. En 2015, las mujeres que trabajan en McDonald's se declararon en huelga en Chicago para expresar su frustración. En septiembre, volvieron a hacer huelga, esta vez en 10 ciudades.

Las empleadas de McDonald's han presentado más de 50 demandas por acoso sexual y quejas de la EEOC en los últimos tres años, según el movimiento laboral Fight for $ 15, que fue lanzado por el Sindicato Internacional de Empleados de Servicios en 2012. Algunos de los casos aún están bajo investigación. por la EEOC, que es parte del proceso antes de que los trabajadores puedan demandar. Actualmente, la compañía está tratando de resolver algunas de las demandas que han llegado a los tribunales. Mientras tanto, no ha cambiado mucho para las mujeres que trabajan en la icónica cadena de comida rápida.

"Durante tres años, hemos estado hablando, presentando cargos e incluso haciendo huelga para que McDonald's enfrente su problema de acoso sexual", dijo Tanya Harrell, una trabajadora de McDonald's de Louisiana, en un comunicado. “No podemos esperar más a la acción. McDonald's, es hora de sentarse con los trabajadores que ayudan a que sus ganancias de $ 6 mil millones sean posibles para que, juntos, podamos acabar con el acoso de una vez por todas ".

En la última ronda de quejas, trabajadores de hasta 16 años acusan a los supervisores de faltas graves de conducta, incluidos intentos de violación, exposición indecente, manoseos y ofertas sexuales. Las mujeres dijeron que fueron ignoradas, burladas o castigadas cuando lo denunciaron. A algunos se les recortaron las horas y a otros se les despidió.

Antes de la huelga en septiembre, un portavoz de McDonald's le dijo a AP que la compañía tenía varias políticas y programas de capacitación para ayudar a las franquicias a prevenir el acoso, y que habían contratado expertos para ayudar a "evolucionar" esos procedimientos.

El lunes, en respuesta a las quejas recientes, el director ejecutivo de McDonald's, Steve Easterbrook, dijo que la compañía comenzó a ofrecer capacitación para la prevención del acoso sexual a los propietarios de franquicias y gerentes generales en el otoño, y alrededor del 90 por ciento de ellos lo han hecho, según el Chicago Tribune. También dijo que la compañía está lanzando una línea directa anónima para reportar quejas este verano y comenzará a ofrecer capacitación sobre acoso a personas que no sean gerentes en agosto.

La empresa, con sede en Chicago, ha tardado en participar porque no considera a los trabajadores de franquicia como empleados de la empresa.

McDonald's es encerrado en una disputa laboral sobre si la cadena de comida rápida se considera un “empleador conjunto” y, por lo tanto, es parcialmente responsable de las infracciones laborales cometidas por franquicias individuales. La empresa argumenta que no es un empleador conjunto, por lo que no puede ser considerado legalmente responsable por acoso sexual y otros comportamientos ilegales en el lugar de trabajo en ninguno de sus restaurantes de propiedad independiente. Los trabajadores no están de acuerdo. Dicen que la empresa tiene demasiado control sobre los restaurantes y los trabajadores en franquicia para hacer esa afirmación.

Es también por eso que McDonald's no se involucrará en el establecimiento de tarifas de pago por hora para los trabajadores de restaurantes y no negociará con ellos a través de un sindicato, que es la razón por la que los trabajadores planean hacer una huelga el jueves.

Los trabajadores de McDonald's quieren tener voz en la toma de decisiones corporativas

Los empleados de McDonald's han sido fundamentales para presionar a los estados (y al Congreso) para que aumenten el salario mínimo a $ 15 la hora.

Como parte del movimiento Fight for $ 15 que se lanzó en 2012, los trabajadores de comida rápida se han organizado huelgas y mítines en todo el país. Tuvieron poco éxito hasta 2016, cuando California se convirtió en el primer estado en aumentar los salarios por hora a $ 15, seguido de Massachusetts, Nueva York, Washington, DC, Illinois, Nueva Jersey y Maryland. La semana pasada, Connecticut se convirtió en el séptimo estado en aprobar un proyecto de ley que eleva el salario mínimo a $ 15 la hora.

Más del 30 por ciento de los trabajadores estadounidenses ahora viven en estados que están aumentando el salario a $ 15 la hora, de acuerdo con el Proyecto de Ley Nacional de Empleo. Pero los trabajadores de McDonald's han tenido más éxito cambiando las leyes estatales que haciendo que la empresa actúe.

Lo máximo que ha hecho McDonald's es anunciare, en marzo, que la compañía ya no presionará contra los aumentos del salario mínimo a nivel estatal y federal.

Los trabajadores de McDonald's también quieren el derecho a sindicalizarse y negociar colectivamente con la empresa. Pero eso requeriría que McDonald's (o los tribunales) vean a la empresa como un empleador conjunto.

El jueves, los trabajadores planean hacer una huelga por los derechos sindicales en 13 ciudades, el mismo día en que los ejecutivos de la empresa se reunirán con los accionistas. Los trabajadores han conseguido el apoyo de los candidatos presidenciales, además de los que se unen a la línea de piquete, el senador Bernie Sanders será el anfitrión de una reunión de video con los empleados de McDonald's en Dallas, donde se llevará a cabo la reunión de accionistas.

Por lo tanto, los trabajadores de McDonald's están enviando un mensaje no solo a los ejecutivos de la empresa, sino también a los contendientes presidenciales. Esperan que los demócratas con un ojo puesto en la Casa Blanca trabajen duro por su voto.

Millones de personas recurren a Vox para comprender lo que sucede en las noticias. Nuestra misión nunca ha sido más vital que en este momento: empoderar a través de la comprensión. Las contribuciones financieras de nuestros lectores son una parte fundamental para apoyar nuestro trabajo intensivo en recursos y nos ayudan a mantener nuestro periodismo gratuito para todos. Considere hacer una contribución a Vox hoy desde tan solo $ 3.


En las noticias

Clips de prensa:

Trabajo después de Bessemer
Perspectiva estadounidense
Harold Myerson
12 de abril de 2021

Salario mínimo: el debate se estanca en el Congreso, pero no en el resto de Estados Unidos
EE.UU. Hoy en día
Ledyard King, Charisse Jones, Paul Davidson y Michael Collins
7 de abril de 2021

El Triángulo de Fuego y la lucha por $ 15
El Correo de Washington
Christopher C. Gorham
19 de marzo de 2021

Qué decirle a los críticos de un salario mínimo de $ 15
New York Times (presenta a Erica Hunt)
Gus Wezerek
11 de febrero de 2021

La agenda de la decencia
Semana INDY
Thomasi McDonald
13 de diciembre de 2020

Trabajadores de comida rápida en huelga por salarios más altos
WDIV-DET (NBC) y n.o 8211 Detroit, MI
Noticias de Local 4 hoy a las 5 a. M.
7 de diciembre de 2020

La agenda de la decencia
New York Times
Ed. Tablero
5 de diciembre de 2020

El voto de salario mínimo de $ 15 de Florida podría ser un punto de inflexión
Bloomberg
Olivia Rockeman, Claire Miller y Michael Sasso
17 de noviembre de 2020


NYT Monday: La economía de Trump
New York Times
David Leonhardt
26 de octubre de 2020

Los trabajadores de la comida rápida marchan por el cambio
WOFL-ORD (FOX) y # 8211 Orlando, FL
Noticias FOX 35 a las 5
15 de octubre de 2020

Enmienda 2: Lucha por $ 15
WESH-ORD (NBC) y n.o 8211 Orlando, FL
Noticias de WESH 2 a las 6pm
1 de octubre de 2020

Servicio de oración a la luz de las velas para los votantes
WITI-MILW (FOX) y # 8211 Milwaukee, WI
Noticias FOX 6 a las 9
23 de septiembre de 2020

Trabajadores esenciales "Huelga por las vidas de los negros"
Cheddar Business y cable de EE. UU. N.o 8211
Despierta con Cheddar
21 de julio de 2020

En huelga por sus vidas
Sueños comunes
David Solnit
8 de junio de 2020

Domino's está ganando dinero. ¿Qué pasa con sus empleados?
Los New York Times
Carlos Contreras, Felix Lopez Barbosa, Asaf Kastner, Isabel Castro
3 de mayo de 2020

Una victoria del Primero de Mayo para los trabajadores, pero a un alto costo
Los New York Times
Carlos Contreras y Felix Lopez
3 de mayo de 2020

Los votantes de Wisconsin afrontan largas filas en medio de la crisis del coronavirus
POLITICO
Caitlin Oprysko, Zach Montellaro y Natasha Korecki
7 de abril de 2020

¿Cómo sería una huelga general?
The Cut, Revista de Nueva York
Hannah Gold
26 de marzo de 2020

McDonald's: "Todos estamos juntos en esto"
New York Times
Dave Tovar, cartas al editor
24 de marzo de 2020


Los rostros de un nuevo movimiento sindical
El neoyorquino
Steven invernadero
28 de febrero de 2020

Trabajadores de McDonald's y MLK
Estadounidense de St. Louis
Frances Holmes
31 de enero de 2020

Lo que es antiguo para la mano de obra estadounidense vuelve a ser nuevo
Revista jacobina
Nelson Liechtenstein
30 de enero de 2020

La década en 11 movimientos
Perspectiva estadounidense
Peter Dreier
8 de enero de 2020

Live 5 News esta mañana
WCSC-CHS (CBS) y n.o 8211 Charleston, SC
30 de noviembre de 2019
Reproducido en programas de noticias cada hora el 30/11 y el 1/12

La demanda alega que McDonald's pone a los empleados en peligro físico
Associated Press
Don Dabwin
21 de noviembre de 2019
Como se ve en: The New York Times, U.S. News & amp World Report, MarketWatch, News 12 Bronx

Los trabajadores de McDonald's dicen que los esfuerzos contra el acoso se quedan cortos
Associated Press
Dee-Ann Durbin
12 de noviembre de 2019
También visto en: Washington Post, NBC 4 Los Angeles, The Toronto Star, ABC News, Seattle Pi, Reading Eagle, The Olympian, News 3 Las Vegas, CBS Detroit, The California Sun, Chicago Tribune, CBS News, ABC13 WLOS, The Detroit News, Niagara Falls Review, Canadian Business

McDonald's demandado, acusado de ignorar el acoso en un restaurante
Wall Street Journal
Heather Haddon y Patrick Thomas
12 de noviembre de 2019

NPR & # 8211 Considerado todo (extendido)
Alina Selyukh
Emitidos: Nueva York, Pittsburg, Indianápolis, Washington, DC, Cincinnati, Norfolk, Charlotte, St. Louis, Milwaukee, Boston, San Antonio, Kansas City, Raleigh, Baltimore, Nashville, Filadelfia, Detroit, Burlington, Cleveland, Hartford-New Haven, Jacksonville, Minneapolis, Miami, Salisbury, Tampa Bay, Buffalo, Orlando, Nueva Orleans, Chicago
12 de noviembre de 2019

NPR (informe resumido)
Alina Selyukh
Emitido en: Phoenix, Buffalo, Burlington, Salt Lake, Austin, Seattle, Cincinnati, Reno, San Francisco, Jacksonville, Washington DC, San Antonio, Honolulu, Nashville, Tampa Bay, Kansas City, Minneapolis, Raleigh, Las Vegas, Chicago, Orlando, Milwaukee, Nueva York
12 de noviembre de 2019

El director ejecutivo de McDonald's fue expulsado después de una relación con un empleado
Associated Press
Cathy Bussewitz y Dee-Ann Durbin
4 de noviembre de 2019
Como se ve en: Washington Post, Los Angeles Times, Fortune, Dallas Morning News, SFGate, WFMJ, New York Daily News

El CEO de McDonald's despedido
CBS esta mañana
Jericka Duncan
4 de noviembre de 2019

El CEO de McDonald's despedido
Hoy es el show
Tom Costello
4 de noviembre de 2019

McDonald's despide al director ejecutivo
noticias de la BBC
Más allá de 100 días
4 de noviembre de 2019


Trabajadores de comida rápida demandan a McDonald's y reclaman robo de salario

Los trabajadores de comida rápida de tres estados están demandando a McDonald's, alegando una variedad de prácticas de robo de salario, que incluyen obligar a los trabajadores a salir pero permanecer en el trabajo, retirar el pago para comprar uniformes requeridos por la compañía y endurecer a los empleados en horas extras.

Dos docenas de trabajadores de McDonald's son los demandantes en las seis demandas presentadas el miércoles y jueves en Michigan, California y Nueva York. Pero si los tribunales otorgan a las demandas el estatus de acción de clase, decenas de miles de trabajadores más podrían unirse.

“Nuestros clientes se encuentran entre los más vulnerables económicamente y trabajan para una empresa que obtuvo más de $ 5 mil millones en ganancias”, dijo Joe Sellers, un abogado que presentó las demandas en Nueva York y California.

"Actualmente estamos revisando las acusaciones en las demandas", dijo la portavoz de McDonald's, Heidi Barker Sa Shekhem, en un comunicado. "McDonald's y nuestros franquiciados independientes están comprometidos a llevar a cabo una investigación exhaustiva de las acusaciones y tomarán las medidas necesarias que se apliquen a nuestra respectivas organizaciones ".

Las demandas colectivas nombran tanto a McDonald's como la corporación y a propietarios de franquicias específicas. Alrededor del 90 por ciento de las tiendas McDonald's de EE. UU. Son propiedad de franquicias.

Las demandas siguen a un año de protestas y huelgas de trabajadores de comida rápida en la ciudad de Nueva York y varias otras ciudades, donde los trabajadores exigieron un salario mínimo de $ 15. La comida rápida y otros trabajos de bajos salarios han estado creciendo más rápidamente que los trabajos de salario medio desde 2008, lo que ha contribuido a alimentar un debate nacional sobre la creciente brecha entre ricos y pobres en el país. El presidente Barack Obama ha dicho que quiere aumentar el salario federal por encima de los 7,25 dólares actuales, pero por ahora se ha conformado con aumentar el salario mínimo del contratista federal a 10,10 dólares, lo que no requiere acción del Congreso. El presidente está pidiendo al Departamento de Trabajo que tome medidas enérgicas contra los abusos de las horas extraordinarias.

Los trabajadores de las franquicias McDonald's de Michigan dijeron que sus cheques de pago fueron retirados por uniformes obligatorios, lo que redujo su salario por debajo del salario mínimo. Una demanda similar presentada en Nueva York el jueves dice que las tarifas de limpieza de uniformes de los trabajadores hacen que sus salarios sean ilegalmente bajos.

"Con $ 28 mil millones en ingresos solo en 2013, McDonald's ciertamente puede darse el lujo de proporcionar a sus trabajadores con salario mínimo este dinero para limpiar sus uniformes, como lo exige la ley, en lugar de hacerles pagar por el privilegio de usar publicidad de McDonald's", Jim Reif , dijo el abogado que presentó la demanda en Nueva York en un comunicado.

Otros trabajadores de Michigan dijeron que se vieron obligados a esperar a que las tiendas estuvieran ocupadas antes de que se les permitiera fichar al comienzo de sus turnos. El software especial de McDonald's monitorea cuando los costos laborales exceden los ingresos en cada tienda. Los trabajadores dijeron que cuando el software alertó a los propietarios de que los ingresos estaban cayendo, se vieron obligados a esperar a que el negocio se recuperara antes de poder registrarse. Los trabajadores no fueron compensados ​​por el tiempo de espera.

Tres de cada cuatro trabajadores con salarios bajos dicen que se les ha pedido que trabajen fuera del horario laboral sin paga y que no se les ha pagado horas extras, según una encuesta realizada por el grupo de defensa National Employment Law Project. El trabajador promedio con salarios bajos pierde $ 2,600 por año debido al robo ilegal de salarios, según la encuesta.

Irán no explica los rastros de uranio encontrados en varios sitios: informe de la AIAEA

Irán no ha explicado los rastros de uranio procesado que se encuentran en varios sitios no declarados, mostró el lunes un informe trimestral del organismo de control nuclear de la ONU, lo que posiblemente provocó un nuevo enfrentamiento diplomático entre Teherán y Occidente. Hace tres meses, Gran Bretaña, Francia y Alemania descartaron un plan respaldado por Estados Unidos para que la Agencia Internacional de Energía Atómica y la Junta de Gobernadores de 35 naciones criticaran a Irán por no explicar completamente el origen de las partículas que los tres rechazaron como jefe de la OIEA, Rafael Grossi. anunció nuevas conversaciones con Irán. "Después de muchos meses, Irán no ha proporcionado la explicación necesaria para la presencia de partículas de material nuclear en ninguno de los tres lugares donde la Agencia ha realizado accesos complementarios (inspecciones)", dijo un informe de Grossi a los estados miembros visto por Reuters.

John Krasinski responde a la broma de Amy Schumer & # x27 de que él y Emily Blunt tienen & # x27fingir matrimonio & # x27

El actor de "Office" y la estrella de "Devil Wears Prada" están casados ​​desde 2010 y comparten dos hijas: Hazel, de 7 años, y Violet, de 4.

AnuncioColoque una bolsa en el espejo de su automóvil cuando viaje

Trucos de limpieza de coches brillantes que los distribuidores locales desearían que no supieras

Supremacista blanco arrestado por supuestamente conspirar para disparar a Walmart de Texas

"La trama interrumpida en este caso es impensable", dice el alguacil del condado de Kerr, Larry Leitha.

Líbano recibe informe francés sobre explosión en puerto de Beirut

Líbano recibió el lunes un informe preliminar de Francia sobre la explosión masiva del puerto del año pasado en Beirut que mató e hirió a miles, dijeron funcionarios judiciales. Los funcionarios dijeron que el informe francés es útil para la investigación en curso en Beirut sobre la explosión de agosto, que diezmó el puerto principal del país y causó graves daños a las áreas circundantes.

El vicegobernador republicano de Texas & # x27 sugiere que los republicanos solo tienen la culpa de que los demócratas maten el proyecto de ley electoral

El vicegobernador republicano de Texas & # x27 sugiere que los republicanos solo tienen la culpa de que los demócratas maten el proyecto de ley electoral

Rusia formará 20 nuevas unidades militares en el oeste para contrarrestar a la OTAN

El ejército ruso formará 20 nuevas unidades en el país y el oeste este año para contrarrestar lo que afirma es una creciente amenaza de la OTAN. El ministro de Defensa, Sergei Shoigu, hizo el anuncio el lunes en una reunión con altos funcionarios militares.

La muerte de un seguidor de QAnon en el Capitolio deja un estela de dolor

Durante meses, Rosanne Boyland había estado preocupando a su familia con extrañas nociones que había captado en Internet: el actor Tom Hanks podría estar muerto, dijo. Una cadena nacional de muebles traficaba con niños. Muchos demócratas destacados eran pedófilos. Luego, a principios de enero, le envió un mensaje de texto a su hermana mayor diciéndole que se dirigía a Washington, D.C., con un amigo para apoyar al presidente Donald Trump y protestar por lo que estaba sucediendo en el país. "Voy a ir a DC", escribió. "Todavía no conozco todos los detalles". Boyland, de 34 años, fue una de las cinco personas que nunca regresó a casa después de la protesta del 6 de enero, que estalló en violencia cuando cientos de personas irrumpieron en el Capitolio. Su muerte ha dejado a su familia luchando por comprender cómo Boyland, de quien dicen que nunca había votado antes de 2020, terminó ondeando una bandera de "No me pises" en medio de una multitud de fanáticos partidarios del ex presidente antes de subir los escalones de el Capitolio hasta su muerte. Suscríbase al boletín The Morning del New York Times Su frustración se profundizó aún más la semana pasada cuando los republicanos en el Senado bloquearon un esfuerzo por establecer una comisión independiente para investigar los orígenes y el manejo del ataque al Capitolio. "No entiendo por qué nadie querría saber lo que sucedió, incluso solo para evitar que vuelva a suceder", dijo la hermana mayor de Boyland, Lonna Cave, en un mensaje de texto después de la votación. Durante meses antes de la manifestación, Boyland había bombardeado a sus amigos y familiares con mensajes y enlaces a videos largos sobre las teorías fantásticas que había llegado a aceptar como un hecho. Muchas de las afirmaciones falsas se derramaron de QAnon, el movimiento de teoría de la conspiración pro-Trump que ganó popularidad en el transcurso de su presidencia y promovió la idea de que muchos demócratas y celebridades son parte de una red mundial de pedófilos, una teoría que el 15% de Los estadounidenses creen, según una encuesta de la semana pasada. Muchos de sus partidarios creyeron falsamente que el presidente Joe Biden se había robado las elecciones y algunos asistieron al mitin de Trump el 6 de enero. La repentina fijación de Boyland alarmó tanto a sus familiares y amigos que algunos de ellos le pidieron que dejara de hablarles de política, o que simplemente dejara de hablar por completo. Algunos de sus amigos más cercanos creen que Boyland era un objetivo vulnerable para los teóricos de la conspiración. Después de un período en rehabilitación de drogas, había regresado a la casa de sus padres y evitó en gran medida las drogas durante varios años, dijo su familia. Pero el aislamiento provocado por la pandemia lo hacía más difícil. QAnon llenó un vacío en su vida, dijeron, ayudándola a distraerla de los pensamientos de volver a las drogas incluso cuando actuaban como un tipo diferente de alucinógeno.“Me preocupaba que estuviera cambiando una adicción por otra”, dijo Blaire Boyland, su hermana menor. "Parecía que sí, no consumía drogas, pero estaba muy obsesivamente en línea, miraba todos estos videos de YouTube y se metía en la trampa". La familia también sigue luchando por comprender cómo murió. Por el video del caótico asedio, parecía que ella había muerto después de ser atrapada en una multitud de alborotadores. Pero la autopsia realizada por la oficina del médico forense de Washington no encontró evidencia de pisoteo y concluyó que había tomado una sobredosis de anfetaminas. Los familiares dijeron que era probable que la única anfetamina en su cuerpo fuera el Adderall que tomaba todos los días con receta médica, aunque parecía que podría haber tomado al menos el doble de la dosis recetada. “Solo queremos saber qué pasó, para poder descansar”, dijo Cave. “Esto ha sido un desastre. Solo queremos llorar de la manera normal ". Un descenso a las teorías de la conspiración Durante años, a Boyland se le había prohibido votar porque había sido condenada por un delito grave de posesión de drogas, pero también había mostrado poco interés en la política hasta 2020. Sin embargo, en el otoño, libre de libertad condicional, dejó en claro Desde el principio, ella planeó votar por Trump. Se registró para votar el 3 de octubre, un mes antes de las elecciones, según muestran los registros. “Estaba tan feliz de poder votar”, recordó Stephen Marsh, de 36 años, un amigo de Boyland que dijo que estaba tan emocionada de haber llamado a su madre. “Estaba tan emocionada porque su pasado le dificultaba participar”. Pero su creciente absorción en la comunidad QAnon estaba en ese momento alejando a algunos de sus amigos más cercanos. "Me preocupo por ti, pero creo que sería mejor si no hablamos por un tiempo", le envió un mensaje de texto Sydney Vinson, una amiga desde la infancia, el 3 de octubre después de que Boyland le envió un mensaje de texto largo y capturas de pantalla sobre supuesta manipulación gubernamental de los medios de comunicación. "Por favor, no me envíe más material político". Boyland era el medio de tres hermanas y creció en Kennesaw, Georgia, una ciudad de 34.000 habitantes a unas 25 millas al noroeste de Atlanta. Ella y sus hermanas eran muy cercanas cuando eran niñas, y su hermana menor dijo que se había sentido inspirada por la seguridad y la seguridad de Boyland. Incluso entonces, tenía una inclinación por las teorías de la conspiración, dijeron sus hermanas, pero inofensivas, como la existencia de extraterrestres o Bigfoot. Pero cuando tenía alrededor de 16 años, su vida dio un giro cuando comenzó a salir con un novio abusivo, dijeron sus hermanas. Culpaba a los ojos morados de la práctica de fútbol y una vez llegó a casa con una inexplicable lesión en el hombro. Por esa época, también se enganchó a los opioides. Eventualmente abandonó la escuela secundaria y su relación con su familia se volvió tensa. En 2009, cuando tenía 23 años, fue acusada de un delito grave de posesión de drogas. Le seguirían varios otros casos, el más reciente en abril de 2013, después de lo cual le dieron cinco años de libertad condicional. Fue solo en julio de 2014, cuando se enteró del embarazo de su hermana mayor, Cave, que se comprometió a ser un mejor modelo a seguir para su sobrina, dijeron sus hermanas, y a partir de ese momento, con algunas breves recaídas, ella estaba en gran parte sobrio. "Ella siempre hablaba de cómo no podía esperar para ser la tía que era la tía genial", dijo Cave, quien dio a luz a su primera hija en marzo de 2015. Ahora tiene dos hijas, de 5 y 6 años. Boyland creció cerca de ambos, a menudo recogiéndolos de la escuela y documentando los hitos de sus vidas. Pasó gran parte de su tiempo yendo a reuniones grupales y asesorando a otras personas que estaban luchando contra las drogas. En un momento, ella esperaba convertirse en consejera. Sin embargo, cuando llegó la pandemia, tuvo que pasar gran parte de su tiempo sola en la casa de sus padres y sus reuniones grupales en persona fueron canceladas. Les dijo a sus hermanas que con frecuencia sentía la necesidad de volver a consumir drogas. "Ella estaba realmente luchando", dijo Blaire Boyland. "Intentó participar en las reuniones de Zoom, pero no obtenía nada de eso. Se sentía fuera de control ". Sus amigos comenzaron a notar que publicaba sobre teorías de conspiración y sobre Trump. En poco tiempo, les envió mensajes de texto sobre PizzaGate, una teoría de la conspiración que incluía afirmaciones falsas sobre el tráfico de niños por parte de los demócratas en el sótano de una pizzería en Washington. "La mayoría de las veces lo he estado viendo todo en YouTube", dijo Boyland en un mensaje de texto a Vinson, su amiga de la infancia. Lo que más llamó su atención, dijo Vinson, fue el lema "Save the Children" que los miembros de QAnon usaron para difundir afirmaciones falsas sobre el tráfico de niños por parte de los demócratas. "Ella se preocupaba mucho por los niños", dijo Vinson. “Ella pensó que estaba luchando por los niños, a su manera, y solo estaba tratando de correr la voz sobre las redes clandestinas de pedófilos y todas estas cosas. Creo que QAnon tenía esta forma de hacer que estas cosas parecieran realmente creíbles ". Aproximadamente a las 8:30 p.m. el 5 de enero, Boyland comenzó el viaje de aproximadamente 10 horas a Washington con un amigo, Justin Winchell. Estacionaron en Virginia y tomaron un autobús hacia la ciudad para ver a Trump en el mitin, donde enfureció a la multitud con afirmaciones infundadas de que su derrota electoral había sido manipulada. "Si no luchas como el infierno, ya no tendrás un país", le dijo Trump a la multitud. Boyland se dirigió con muchos de los otros manifestantes por la calle hacia el Capitolio. The Chaotic Siege Boyland apenas se podía distinguir al principio en las imágenes de la multitud que subía los escalones del Capitolio: una figura baja, vestida con una sudadera con capucha negra y gafas de sol de la bandera estadounidense. Desapareció entre la multitud dentro del túnel que usan los presidentes cuando salen para sus investiduras. Fue el escenario de algunos de los combates cuerpo a cuerpo más brutales del día, y los videos mostraban a los alborotadores aplastando a los agentes de policía entre las puertas y advirtiendo que la multitud podía llenarse peligrosamente. Apenas unos minutos después, después de un empujón de la policía que hizo que la multitud saliera del túnel, se la pudo ver acostada de costado, luego de lo cual dos hombres la sacaron a rastras de la puerta y comenzaron a tratar de resucitarla. Parecía ser un caso de pisoteo. Pero luego el médico forense concluyó que había muerto de “intoxicación aguda por anfetaminas”, una decisión que dejó a su familia, convencida de que no había recaído en el abuso de drogas, desconcertada. Ella había estado tomando Adderall regularmente bajo prescripción médica y no se había observado que tuviera ningún efecto adverso, dijeron. Varios patólogos forenses y toxicólogos que revisaron el informe de la autopsia dijeron en entrevistas que el nivel de anfetamina en su sangre, muy probablemente del Adderall, había sido suficiente para ser potencialmente fatal. Iain McIntyre, ex toxicólogo jefe de la oficina del médico forense del condado de San Diego, dijo que el nivel podría ser consistente con que ella haya tomado sus dos dosis diarias de 30 miligramos al mismo tiempo, algo que Cave dijo que su hermana a veces hacía. McIntyre dijo que la alta dosis de anfetamina, junto con la escena estridente, su enfermedad cardíaca y obesidad, podrían haber sido suficientes para hacer que su corazón se detuviera. El día después de la muerte de Boyland & # x27, el esposo de Cave, Justin, dijo a los reporteros que Trump había "provocado un motín anoche que mató a cuatro de sus mayores admiradores". Luego vino una serie de mensajes crueles para la familia de todos lados: personas que dijeron que estaban contentas de que Boyland hubiera muerto y otras que se habían enfurecido con los comentarios de Justin Cave. Las Cuevas se quedaron preguntándose qué se habían perdido y cómo podrían haber ayudado a Boyland antes de que cayera demasiado en las teorías de la conspiración. "Esa es parte de la razón por la que me siento culpable, porque ninguno de nosotros pensó demasiado en eso cuando ella comenzó a investigarlo", dijo Lonna Cave. "Entiendo que ella estaba en un lugar donde no debería haber estado. Pero ella no habría estado aquí si no fuera por toda la desinformación ". Este artículo apareció originalmente en The New York Times. © 2021 The New York Times Company

"Están destruyendo nuestro país": Trump critica a Biden por el manejo de las decisiones fronterizas

"Todo lo que tenía que hacer es no hacer nada", le dice Trump a Newsmax.

Estados Unidos debería tener un golpe como el de Myanmar, dijo el exasesor de Trump Michael Flynn a la conferencia de QAnon en Texas

El video que circula en Twitter muestra a la multitud vitoreando la sugerencia de un golpe de Estado en EE. UU.


Proyecto de ley de la Ciudad de Nueva York prohibiría los despidos injustos en la industria de la comida rápida

Sergei Karpukhin / REUTERS / Newscom

En los últimos años, la industria de comida rápida de la Gran Manzana ha sido pionera en la protección de los empleados y los salarios más altos, particularmente como la fuerza impulsora detrás de la "Lucha por 15". Es una batalla que ganaron con la aprobación de la ley de salario mínimo de $ 15 de Nueva York. Ahora están apuntando a eliminar los despidos injustos.

"Los trabajadores me han dicho que han sido despedidos sin ningún motivo", dijo el concejal demócrata de la ciudad Brad Lander, quien presentó un proyecto de ley para prohibir la práctica en la industria de la comida rápida. El guardián. "¿Deberían los empleadores tener derecho a despedir a las personas por cualquier motivo, incluidas las más triviales? La mayoría de la gente diría que no es un derecho que la gente debería tener".

Los defensores dicen que, al despedir a los empleados, los restauradores casuales rápidos deben mostrar "causa justa", es decir, prueba de una mala conducta grave. Pero lo que compromete esa mala conducta es algo ambiguo. Según la legislación de Lander, los trabajadores podrán apelar los despidos mediante arbitraje, una queja ante el Departamento de Asuntos del Consumidor o una demanda.

Irónicamente, algunos de esos despidos son probablemente el resultado de la última victoria legislativa del movimiento, con los restaurantes eliminando puestos de trabajo a raíz del aumento del salario mínimo de la ciudad. El cincuenta y tres por ciento de los establecimientos de "servicio limitado" de Nueva York, también conocidos como lugares rápidos y casuales, planean eliminar puestos este año en respuesta al aumento salarial, según una encuesta de New York Hospitality Alliance. Eso se produce después de que el 50 por ciento lo hiciera en 2018.

"Existe una percepción errónea sobre la rentabilidad de los restaurantes en general", dice Chris Westcott, director ejecutivo de Rosa Mexicano. Eater NY. "Todos piensan que estamos rodando en él. Y es estrecho. Hay un límite para lo que podemos gastar".

Westcott no se equivoca: la industria de los restaurantes opera con márgenes de ganancia reducidos, que alcanzan un máximo de alrededor del 4 por ciento, según la compañía de información financiera Sageworks. Los aumentos tan importantes del salario mínimo a menudo requieren reducciones de personal, ya que las empresas luchan bajo el peso del aumento de los costos laborales. Pero los empleadores pueden encontrarse en un costoso proceso de arbitraje por despedir a empleados que no pueden permitirse mantener, según Michael Lotito, un abogado laboral que representa a la industria de restaurantes.

"No sé cómo podría sobrevivir el propietario de una pequeña empresa en las circunstancias de ese proyecto de ley", dice. Razón. Si bien los despidos por razones económicas están hipotéticamente permitidos por "causa justa", existe un poco de incertidumbre sobre cómo funcionaría la ley en la práctica, lo que significa que los propietarios de franquicias con problemas de liquidez podrían ser susceptibles a demandas por tomar decisiones comerciales de fondo.

"Es ese miedo el que inhibirá el crecimiento del empleo, la expansión del empleo", dice Lotito. Eso es especialmente cierto si su proyecto de ley hermano también se aprueba, defendido por la concejal demócrata Adrienne Adams: requeriría que todos los despidos del personal se realicen en orden de antigüedad, independientemente del desempeño de los empleados. "Lo que terminarás haciendo es comprar a todos, porque será demasiado caro arbitrar todo", predice Lotito.

Emplear personas será tan costoso, dice, que es probable que muchos propietarios de negocios pasen a la automatización. Los empleados de comida rápida son particularmente vulnerables a los avances tecnológicos, ya que más del 70 por ciento de sus tareas son fácilmente automatizables, según un informe de Brookings Institution. McDonald's, Panera y KFC ya han comenzado a integrar quioscos de autoservicio, una tendencia que se multiplicaría si los empleadores temieran una serie de demandas.

La Asociación Nacional de Restaurantes se hace eco de esos sentimientos. "La imposición de una legislación onerosa y discriminatoria que solo se dirija a los operadores de servicio rápido tendría un gran impacto en las operaciones de los restaurantes de la ciudad de Nueva York, dificultando que los neoyorquinos sigan una carrera gratificante en la industria", dijo un portavoz del grupo. Razón.

Mientras tanto, el 75 por ciento de los establecimientos de servicios limitados planean recortar horas este año en respuesta al aumento de los costos laborales, según la encuesta de New York Hospitality Alliance. Pero si se aprueba la propuesta de Lander, tampoco podrán hacerlo. El proyecto de ley prohíbe a las empresas informales que reduzcan las horas de trabajo de un empleado en un 15 por ciento o más, a menos que puedan proporcionar una excusa aceptable.

Si bien el proyecto de ley es una medida sin precedentes, los restaurantes de Nueva York no son ajenos a la microgestión de la ciudad. Una ley aprobada en 2017 que establece reglas sobre cómo los empleadores pueden programar al personal les está costando a las empresas "miles de dólares por período de pago" en multas, según Lotito, porque las reglas son "imposibles de cumplir".

En ese sentido, el proyecto de ley de despidos injustos es solo la última de una larga lista de malas ideas, cuya totalidad probablemente obligará a muchos propietarios de pequeñas empresas a abandonar la Gran Manzana por completo. "No es solo este estatuto", dice Lotito. "Es el coro de estatutos. Es el mensaje que se envía, que somos más progresistas que otras ciudades, y si no te gusta, puedes irte".


Mientras Biden se prepara para asumir el cargo, regresa la batalla del salario mínimo

Los restaurantes se están preparando para lo que venga después. Pero abunda la incertidumbre y la controversia.

Cuando el presidente electo Joe Biden asuma el cargo a finales de este mes, traerá una serie de cambios potenciales a Washington. Cuando se trata de la industria de los restaurantes, ningún tema es más profundo o controvertido que el salario mínimo. Biden expresó previamente, deliberadamente en su sitio web de transición "Build Back Better", un deseo de proporcionar a los trabajadores "un salario decente, al menos $ 15 por hora". También se le presionó para que se ponga fin al salario mínimo con propina y al salario inferior al mínimo para las personas con discapacidades.

Esta misma semana, el equipo de transición de Biden pasó de nominar al alcalde de Boston Marty Walsh como secretario de trabajo a poner al día al exlíder sindical de la construcción, según Bloomberg Law. Dirigió los Sindicatos de la Construcción del Gran Boston, que representaron a 35,000 trabajadores, de 2011 a 2013.

Biden quiere aprobar la Ley de Protección del Derecho de Sindicación (PRO), que proporcionaría a los trabajadores del servicio público y del gobierno derechos de negociación. También tiene la intención de facilitar a los trabajadores la organización de sindicatos y la negociación colectiva. Otros objetivos de Biden incluyen días de enfermedad pagados universales y 12 semanas de licencia familiar y médica pagada.

Volviendo al salario mínimo, los restaurantes lidiaron con las crecientes tasas que condujeron al COVID-19. Pero fue un intercambio de estado por estado. El salario mínimo federal actual es de $ 7.25 y aumentó por última vez hace más de una década.

En 2019, la Oficina de Presupuesto del Congreso publicó un estudio que sugería que aumentar la cifra federal a $ 15 la hora para 2025 aumentaría el salario de al menos 17 millones de personas. Sin embargo, también costaría sus puestos de trabajo a 1,3 millones de estadounidenses.

Un año antes, economistas de las universidades de Miami y Trinity utilizaron la metodología CBO para medir el efecto y encontraron que, si se implementa en 2020 (lo que no sucedió, claramente), reduciría el empleo en aproximadamente dos millones de puestos de trabajo. Subir el salario mínimo también afectaría de manera desproporcionada a los puestos de nivel de entrada donde las tasas de desempleo son las más altas, según el informe.

Entonces, ¿dónde deja eso a los restaurantes en medio de un paisaje políticamente sobrecargado y plagado de COVID? Hay varias escuelas de pensamiento que se empujan, desde aquellas que defienden firmemente por $ 15, como fast casual & amppizza, que se comprometieron con la tasa para 2022, hasta marcas más vacilantes que presionan para pasos graduales sobre mandatos generales.

A las puertas de 2021, el DOL también emitió una regla final que permitía a los restaurantes exigir a los meseros que compartieran las propinas con el personal que normalmente no las gana. Suavizó las restricciones sobre el trabajo sin propinas para los empleados que ganan un salario mínimo más bajo con propinas.

Esto permitió que los empleados que reciben propinas, como los meseros, compartan propinas con los trabajadores que no reciben propinas, como cocineros y lavaplatos, en situaciones en las que el restaurante paga a los trabajadores que reciben propinas igual o mayor que el salario mínimo, en lugar de recibir un “crédito de propina, ”O pagar a los empleados que reciben propinas un salario inferior al mínimo.

Además, se deshizo de la estructura “80/20” que anteriormente requería que los empleados que recibían propinas dedicaran al menos el 80 por ciento de su tiempo a los deberes del salario con propinas. Antes, cuando los trabajadores que recibían propinas registraban al menos el 20 por ciento de su semana laboral en tareas que no generaban propinas, tenían derecho al salario mínimo completo ($ 7.25 por hora), en lugar del pago de propina base de $ 2.13.

Bajo el cambio reciente del DOL, el restaurante ahora puede recibir un crédito de propinas por el tiempo que un empleado que recibe propinas pasa realizando tareas "relacionadas" sin propinas.

Para los restaurantes, el beneficio es sencillo: la capacidad de reducir la brecha salarial entre la parte delantera y trasera de la casa. Por el lado de los trabajadores, sin embargo, podría ser peligroso. Heidi Shierholz, académica del Instituto de Política Económica y ex economista en jefe del Departamento de Trabajo durante la presidencia de Obama, le dijo a The Hill que la ambigüedad del "tiempo razonable" sería difícil de hacer cumplir y abriría una brecha para los empleadores, un punto capaz de costar propinas trabajadores un colectivo de $ 700 millones al año.

Sin embargo, se desconoce por ahora qué sucede con la regla final bajo la administración de Biden, si se enmienda o se revierte a las prácticas de la era de Obama.

Una vez que bartaco cambió al comedor QR en medio de las condiciones de COVID, comenzó a juntar consejos.

Sin embargo, los cambios están ocurriendo en tiempo real. En bartaco de 22 unidades, una de las primeras tácticas pandémicas de la marca fue cambiar a un modelo de comedor basado en QR. Los clientes se unen a una lista de espera a través de la aplicación de bartaco o llaman. Reciben un mensaje de texto que su mesa está lista. Una vez allí, usan un dispositivo móvil para escanear un código QR donde pueden ordenar y pagar. La marca ancló su sistema de host virtual con Wisely y apoyó la experiencia QR con OneDine.

Dado que la naturaleza de atender a los huéspedes cambió repentinamente, bartaco decidió desarrollar un modelo laboral más eficiente. Comenzó a acumular propinas. Bartaco lo hizo para todo el restaurante, incluida la parte trasera de la casa, y puso a todos en el salario mínimo en lugar del salario de propina con impuestos.

Los resultados demostraron ser convincentes, dice el CEO y cofundador Scott Lawton. “Lo que encontramos es realmente increíble, que redujimos 5 o 6 puntos [porcentuales] de nuestra pre-pandemia laboral. Y el ingreso promedio de nuestro personal es [ahora] de entre $ 23 y $ 25 por hora, incluidos nuestros lavavajillas ".

Bartaco también registró un 30 por ciento de EBITDA a nivel de tienda, a pesar de haber disminuido entre un 20 y un 25 por ciento en ventas en comparación con 2019. En términos de cambios laborales más amplios que se están desarrollando, y aquellos que podrían surgir bajo la administración de Biden, bartaco se siente aislado. “No quiero pagar un salario con propinas de impuestos porque eso me expone a todos esos problemas”, dice Lawton. “La idea es pagar el salario mínimo completo y no estás expuesto. Podemos administrar $ 15 la hora con esta nueva construcción porque podemos administrar el comedor de manera mucho más eficiente ".

Antes de COVID, $ 15 era esencialmente el salario promedio de los empleados de cocina en bartaco. Están ganando más hoy. La agrupación también ayudó a frenar la rotación, dice Lawton, y mejoró la calidad de los cocineros y otro personal de apoyo.

La retención era fundamental antes de COVID, por supuesto, pero últimamente está adquiriendo una mayor urgencia. Según Black Box Intelligence, la cantidad de puestos de trabajo en restaurantes perdidos debido a la pandemia se mantuvo en alrededor de 2,1 millones de empleados durante octubre y noviembre.

La debilidad del mercado laboral alimentó un entorno en el que las presiones salariales se suavizaron para los miembros del equipo de primera línea en los restaurantes de servicio limitado, dijo la compañía de información. Los salarios medios por hora de los trabajadores de primera línea con servicios limitados se mantuvieron estables año tras año a nivel nacional durante el tercer trimestre. Mientras tanto, los cocineros de servicio completo vieron aumentar rápidamente los salarios promedio por hora (como lo atestiguó Lawton).

Los puestos de back-of-house eran más difíciles de cubrir antes de la pandemia y ahora pueden requerir un pago adicional para atraer y retener a los mejores talentos.

A medida que se redujeron los niveles de personal en los restaurantes de servicio completo, los que quedaron probablemente fueran cocineros más experimentados y titulares, lo que también contribuyó a que los salarios promedio mostraran mayores aumentos.

Lawton cree que esta compensación podría perdurar después de COVID.

En la parte delantera de la casa en bartaco, el potencial de ingresos de un servidor ha cambiado sin lugar a dudas, dice. Es probable que haya perdido esas noches ocupadas y llenas de picos. "Así que buscamos personal que sea más, tal vez no servidores profesionales, sino personas brillantes y enérgicas que comprendan el juego en equipo y que estén entusiasmadas por generar ingresos muy predecibles y excelentes", dijo Lawton.

"Nosotros, como industria, hemos estado hablando de eso durante años", dice el director ejecutivo de Bennigan, Paul Mangiamele. “Es un precedente peligroso que sentar y hay que pensarlo detenidamente. Pero, ¿merece la gente un salario justo? Absolutamente. Afirmativamente."

Paul Mangiamele, director ejecutivo de Legendary Restaurants, que supervisa Bennigan’s, Steak & amp Ale y Bennigan’s on The Fly, dice que comprende por qué el debate de los $ 15 se está calentando. Los aumentos estado por estado aumentaron las tasas en toda la industria en los últimos años, dice. “Pero para convertirlo en un mandato, tome $ 7.25 [y aumente], ese porcentaje de aumento es un precedente peligroso”, dice Mangiamele.

El problema del que no se habla, señala Mangiamele, no es la tarifa de $ 15 en sí, es la persona que trabajó cinco años por $ 15. “Y diciendo, espera un minuto, ¿le vas a pagar a este niño o persona o individuo esa cantidad de dinero? ¿Y trabajé para ti seis, siete, ocho años?

Ese efecto dominó podría sacar del negocio a algunos operadores más débiles, advierte. "Entonces, en lugar de ayudar a las personas con un salario digno, todo el restaurante cierra y todos se quedan sin trabajo".

“Nosotros, como industria, hemos estado hablando de eso durante años”, agrega Mangiamele. “Es un precedente peligroso que sentar y hay que pensarlo detenidamente. Pero, ¿merece la gente un salario justo? Absolutamente. Afirmativamente. Pero debería hablarse de él de forma muy gradual, donde los operadores pueden adaptarse, ajustarse y planificar. No puede ser solo un cambio abrupto ".

También existe una preocupación subyacente, tanto de reemplazar la mano de obra como de perderla. Robótica en la cocina. AI en el drive-thru board. Quioscos en el frente de la casa. Etcétera.

“No es un resultado positivo, sino uno del que se debe hablar y planificar, pero de una manera muy inteligente”, dice Mangiamele.

La Oficina de Estadísticas Laborales descubrió que 1,7 millones de adolescentes trabajaban en restaurantes en 2018. Es una cifra que se estancó durante la última década, pero que sigue representando una parte fundamental de la fuerza laboral de los restaurantes, un sector definido por su naturaleza cíclica, estacional y altas tasas de rotación. . Entre 2010 y 2017, los restaurantes representaron uno de cada siete nuevos puestos de trabajo, según The Wall Street Journal.

Además, según el BLS, alrededor del 40 por ciento de los empleados en restaurantes y bares trabajan a tiempo parcial, que es más del doble de la proporción de todas las demás industrias. Antes de COVID, se necesitaban entre 60 y 120 miembros del equipo por horas para trabajar en un Olive Garden, la mayoría de los cuales trabajaban a tiempo parcial.

"Cuando eliminas los primeros dos o tres peldaños de la escalera del éxito, estás creando un problema, no lo estás resolviendo", dice Mangiamele. “… Crecí en la industria. Yo era el ayudante de camarero. Yo era el lavaplatos. Yo era el cocinero de preparación. Trabajé la línea. Lo hice sirviendo. Hice barman. Yo hice la gestión. Lo aprecio. El aprendizaje en nuestra industria es lo que construye a los líderes para el mañana. Y eliminar esa oportunidad es algo horrible ".

El director ejecutivo de Fogo de Chão, Barry McGowan, espera que los tomadores de decisiones federales consideren el estado actual de los restaurantes, sin importar lo que elijan. Los operadores de hoy necesitan ayuda estructuralmente con los mandatos de la ciudad, los municipios, el gobierno federal y asegurarse de que las decisiones no exasperen el dolor, sino que ayuden a los restaurantes a salir de los agujeros de COVID. “Hemos visto esto, cuando solo se nos permite abrir y se nos permite servir a nuestra comunidad, podemos arreglárnoslas bien”, dice.

"Tenemos que tener cuidado con todo el apoyo del gobierno para asegurarnos de que no sea de una manera que luego sea una recuperación o algo estructural que no podamos manejar", agrega McGowan. “Es decir, no se puede pasar de emitir cheques de $ 2,000 y luego decir exigir un salario mínimo de $ 15. Eso puede sonar bien a corto plazo, pero tenemos que pensar estructuralmente a largo plazo sobre la salud de nuestra industria ".

Los restaurantes han sido durante mucho tiempo la punta de lanza de la contratación de aquellos que otros no contratan, explica McGowan.

"No estamos contratando programadores fuera del mercado, estamos contratando personas que necesitan un empleo a tiempo parcial", dice. "Estamos contratando personas que quizás no tengan la oportunidad de trabajar para Google. Y al igual que yo, mire, crecí hambriento, pobre, y esta industria me alimentó y he estado en esta industria desde entonces. Soy el director ejecutivo de una empresa. Tengo la suerte de tener un título universitario. Pero ya sabes, solo diré esto, tengo un título en restaurante de hotel y solo porque la gente me convenció para obtener un título. Si no, habría sido restaurador toda mi vida ".

"Mi punto es que tenemos una industria única", continúa McGowan. “Contratamos gente. Contratamos mucha gente. Si quiere ver un ejemplo de una industria comunitaria que yo diría que es la más diversa de todas y la más edificante de todas, tenemos que asegurarnos de seguir apoyándonos en eso para que salgamos de una manera saludable. camino y seguimos innovando y adaptándonos para el consumidor ”.

El director ejecutivo de Fogo de Chão, Barry McGowan, dice que los restaurantes han prosperado cuando se les da los recursos y la capacidad para operar nuevamente.

Cuando los restaurantes cerraron en marzo, afectó a las personas más vulnerables de las comunidades, dice.

“La salud de nuestra nación y nuestras comunidades consiste en hacer que los restaurantes recuperen la salud. Y no se trata de salvarnos, se trata de apuntalarnos y permitirnos reestructurarnos y regresar de una manera saludable ", dice McGowan.

El director financiero de Chuy, Jon Howie, dijo que la mayoría de los empleados de la cadena Tex-Mex ganan $ 15 o más. Entonces, un aumento en la tasa federal no afectaría mucho a ese rincón del negocio. Sin embargo, seguramente tendrá un factor en el frente, dependiendo de lo que suceda con el salario con propina, que la administración Biden habló de eliminar, como se señaló anteriormente.

"Ya sea que no lo entiendan o cuál sea su agenda política, no lo entiendo", dijo Howie el martes en la Conferencia ICR. “Pero en la medida en que eliminarían eso, hay algunos cambios estructurales y cosas que tendrían que suceder en una especie de concepto de servicio completo orientado al valor. Sin embargo, si lo hicieran como lo está haciendo Florida y lo hagan durante varios años, desde [2021] hasta [2026], como lo están haciendo, lo resolveremos. Eso también nos dará tiempo para algunos aumentos de precios ".

"Si simplemente reducen los $ 15 por hora en un año, quiero decir, simplemente no se pueden hacer aumentos de precios para cubrir eso", agregó. "No podrías. Por lo tanto, tendría que hacer algo más estructural para que sus márgenes se mantengan algo consistentes. Pero lo haces con el tiempo, creo que lo resolveremos. Eso es algo genial de nuestra industria, hemos sido muy flexibles en las cosas que se nos han presentado. Lo resolveremos, como esta cosa de COVID ".

“Nuestra comunidad de restaurantes, no solo nosotros, sino todos los que están ahí, [han sido] muy resistentes a lo largo de los años”, dijo el director ejecutivo de Chuy, Steve Hislop. “Llevo probablemente 40 años en el negocio. Ha habido un montón de cambios y muchas administraciones, y lo resolvemos ".

En noviembre, Florida se unió a ocho estados y al Distrito de Columbia a medida que avanzaba hacia los $ 15 por hora. Más del 60 por ciento de los votantes estatales aprobaron la Enmienda 2, que, según Howie, pedía un enfoque gradual para aumentar los salarios. Dirigió un aumento de $ 8.56 a $ 15 para el 30 de septiembre de 2026. Luego, la tasa salarial se indexará con el Índice de precios al consumidor.

Sin embargo, una cosa que no se modificó fue el crédito de propinas permitido de hasta $ 3.02 por hora para los trabajadores que reciben propinas. Los trabajadores que reciben propinas actualmente reciben $ 5.54 por hora (más propinas). Eso subió a $ 5.63 por hora el 1 de enero y subirá a $ 6.98 por hora el 30 de septiembre del próximo año. Se moverá hacia arriba junto con el salario completo hasta que alcance los $ 11,98 por hora, más propinas, en 2026.

El director ejecutivo de Darden, Gene Lee, como el de Chuy, cree que la industria manejaría la presión salarial de una forma u otra, pero el momento es delicado. "En este tipo de entorno, no estoy tan seguro de cómo podemos lidiar con eso en el corto plazo", dijo Lee en ICR. “¿Cómo podemos presionar más a las empresas aumentando el salario mínimo este año a corto plazo? Creo que es más una cuestión de mediano plazo con lo que tendremos que lidiar. Pero Darden, estamos en condiciones de manejar eso mejor que la mayoría ".

Además, dijo que la eliminación del crédito de propinas es algo que los políticos y activistas quieren, pero que los consumidores y empleados no tienen problemas.

Pero Lee señaló que es difícil comunicar eso porque no es una buena "calcomanía para el parachoques", mientras que los activistas y políticos pueden decir que "$ 2.13 no es un salario justo".

Un servidor de Olive Garden promedio gana entre $ 16 y $ 17 por hora. Uno en Capital Grille de alta gama recauda más de $ 40.

Un ejemplo al que hizo referencia Lee fue el llamado del director de Union Square Hospitality, Danny Meyer, para aumentar los precios del menú y reducir las propinas por completo. La empresa volvió a dar propinas en julio después de cinco años sin ella.

"... estamos tratando de resolver un problema que realmente no existe, y que por lo general no es algo bueno", dijo Lee.

"Nadie gana 2,13 dólares, pero necesitamos más que una calcomanía en el parachoques para comunicar eso, y eso se vuelve muy difícil para nosotros", agregó. “Espero que podamos tener la Asociación Nacional de Restaurantes y algunas de las cadenas más grandes tengan conversaciones con los poderes del ser y expliquen cómo funciona. ... Creo que hay un gran malentendido ahí fuera, y vamos a tener que intentar hacer toda la educación que podamos ".

Nuevamente, es algo que muchos restaurantes prefieren trazar caso por caso, dijo Lee. Por ejemplo, Darden está realizando una prueba en California, donde paga un salario base más alto a los servidores. La idea es que menos restaurantes per cápita permita a los operadores fijar precios más altos. Un P & ampL de aspecto diferente, pero un resultado final más favorable.

Un cambio potencial de Biden que podría ayudar a los restaurantes, agregó Lee, son los cambios de inmigración. Hasta ahora, Darden no se ha beneficiado tanto de una mano de obra más amplia como se esperaba, dijo, dado que la gente parece haber sido absorbida por otros sectores.

“Tenemos la mejor propuesta de empleo que existe. En ciertos mercados, vamos a tener que trabajar más duro que en otros, pero creo que somos bastante expertos en conseguir personal en nuestros restaurantes ", dijo Lee.


Trabajadores demandan por ley salarial de Alabama, citando derechos civiles

El gobernador de Alabama, Robert Bentley, habla durante el Día de la Universidad Comunitaria de Alabama en el césped del Capitolio en Montgomery el 5 de abril. Una nueva demanda contra el gobernador Bentley afirma que un proyecto de ley de salario mínimo que promulgó en febrero estaba contaminado con 'animadversión racial' hacia los predominantemente Ciudad afroamericana de Birmingham.

Melanie Trottman

Los trabajadores de comida rápida y los grupos de derechos civiles en Birmingham, Alabama, están presentando un desafío constitucional a una ley estatal reciente que prohíbe a las ciudades establecer sus propios salarios mínimos más altos, alegando que la ley viola los derechos civiles de los trabajadores.

Los demandantes presentaron el jueves una demanda federal contra el gobernador republicano del estado, Robert Bentley, alegando que el proyecto de ley que promulgó en febrero estaba teñido de "animadversión racial" hacia la ciudad predominantemente afroamericana.

Uno de los principales reclamos de la demanda es que la ley estatal afecta de manera desproporcionada a los residentes de minorías que viven y trabajan en Birmingham, muchos de ellos en empleos de baja remuneración en la industria de comida rápida que los dejan empobrecidos y con asistencia pública.

La demanda también alega que la ley infringe los derechos de una comunidad minoritaria de autogobernar los problemas locales que afectan a sus miembros. Los demandantes sostienen que la legislación fue "motivada indebidamente" por una legislatura mayoritariamente blanca que "deliberadamente no responde" a las necesidades económicas de las minorías, según un borrador de su denuncia.

La legislatura estatal controlada por el Partido Republicano aprobó el proyecto de ley en una división mayoritariamente partidista en febrero para apropiarse de los derechos de las ciudades y el gobierno local para implementar salarios mínimos locales más altos.


Ver el vídeo: Πόσο στ αλήθεια μας κοστίζει ο κρατισμός;


Comentarios:

  1. Barta

    Creo que estás equivocado. Lo sugiero que debatir.

  2. Uzziah

    En mi opinión se equivoca. Puedo defender la posición. Escríbeme por PM, nos comunicamos.

  3. Dalmar

    ¿Qué sale de esto?

  4. Lanu

    Sucede aún más alegremente :)

  5. Esmond

    Por supuesto, me disculpo, pero esta respuesta no me queda bien. ¿Quizás hay más opciones?

  6. Deutsch

    It was specially registered at a forum to tell to you thanks for support.

  7. Ephram

    la frase brillante



Escribe un mensaje